Detrás de las murallas de Cartagena de Indias, se esconde un casco histórico maravilloso, con casas coloridas con balcones de madera, plazas encantadoras y edificios de arquitectura colonial. Un lugar que descansa a orillas del Caribe, lleno de historia y cultura.